Iluminación

Aquí encontrarás una selección de los mejores artículos de iluminación para horticultura: reflectores, bombillas, balastros, equipos completos HID o CFL, leds, accesorios... de las mejores marcas del mercado: Lumatek, Adjust a Wings, Sylvania, Philips, ETI, etc.

Iluminación No hay productos en esta categoría.

Subcategorías

  • Kits

    Kits de iluminación completos, de alta presión de sodio (HPS), halogenuros metálicos (MH), fluorescentes compactos (CFL), PLLs, LEDs... 

  • Reflectores

    Aquí encontrarás una selección de los mejores reflectores del mercado. Desde los más básicos de aluminio plano estucado, hasta los más modernos de doble parábola, refrigerados por aire, reflectores grandes de doble casquillo, etc.

  • Bombillas

    En bombillas puedes encontrar todas las lámparas de Alta de presión de Sodio o de Halogenuro metálico, tambien de bajo consumo y de luz verde para entrar en tu cuarto de cultivo. Puedes comprar lámparas de espectro de floración, con espectro de crecimiento o las llamadas mixtas que permiten utilizar una bombilla para todo el ciclo de la planta. Actualmente en este grow shop online puedes comprar lámparas de 150 watios, 250 watios, 400 watios y 600 watios. Marcas como Pure Light, Sylvania, Sunmaster o Phillips entre otras.

  • Balastros

    Balastros para conectar tus lámparas de descarga. Los balastros actúan como un transformador que le da la potencia necesaria a la bombilla para encenderse. Cada balastro es de una potencia, y debe ir acorde a la potencia de la bombilla. Si colocamos un balastro muy potente para la bombilla que le colocamos podremos fundirla por la alta corriente que pasa por su interior. Si es más baja la bombilla no dará el máximo de potencia que podría emitir, pero no se estropea la bombilla a no ser que la hagamos trabajar con potencias muy bajas como una bombilla de 600w a 150w, sería tan baja que acabaría por no hacer bien el recorrido la corriente y fundirla, al chocar el negativo con el negativo continuamente. Hay balastros que solo tienen una potencia de salida y otros balastros que tienen un regulador de potencia. Los que tienen una sola potencia se pueden usar en cualquier tipo de cultivo, pero lo suelen elegir los cultivadores para colocarlos en cultivos donde no se necesitan diferentes potencias. En una sala de madres siempre necesitamos la misma luz, no hace falta que subamos de potencia, al igual que en las salas de floración. 

    Hay balastros regulables en potencia que podemos usar en salas donde hacemos la fase completa de la planta, ya que se regulan normalmente sobre el 50%, 75%, 100% y 110%. Si elegimos un balastro de 600w regulable, normalmente se regula a 250w, 400w, 600w y 660w aunque los hay que se regulan a 400w, 440w, 600w y 660w dependiendo modelos. Todas las potencias se usarían con la misma bombilla de 600w sin problema. En la potencia más baja germinamos o enraizamos los esquejes, en potencia 75% las crecemos, al 100% en floración y 110% en la fase de engorde.

    Dentro de éstos balastros los hay Electrónicos y Magnéticos. Los Electrónicos amortizan más la energía consumida, ya que dan hasta un 30% más de luz, además que son los que suelen ser regulables, ya que magnéticos no hay con regulador de potencia. Los Magnéticos son más económicos, pero se calientan y perdemos energía que podría ir a nuestras plantas.

    Los balastros electrónicos siempre serán más silenciosos, ya que cambia la bobina y varios componentes de los balastros magnéticos por piezas electrónicas que apenas emiten sonido alguno. La luz que emite tiene muchos más hercios que los balastros magnéticos, la luz no parpadea al funcionar. Si enfocas con la cámara del móvil la luz de un balastro magnético veremos como hay franjas de luz por que no es continua, sino que parpadea. La luz continua de los balastros electrónicos son los que hacen que reciba mucha más luz nuestra planta. A parte no se calientan nada, con lo que los podremos tener dentro del cultivo sin problema.

    Los balastros magnéticos si se calientan bastante, y ya que la energía no se destruye sino se transforma, estamos perdiendo energía que debería ir a nuestras plantas. La luz que emiten es doscuntinua, por culpa de los bajos hercios a los que emite la luz, con lo que recibiremos un 30% menos de luz en nuestras plantas, aunque a la vista parezca lo mismo. Al calentarse no se deben meter dentro del cultivo, para evitar que suba la temperatura. No suelen ser regulables.

  • Temporizadores y accesorios de iluminación

    Encuentra en nuestra categoría de temporizadores y accesorios para la iluminación, todo lo que necesitas para controlar la luz de nuestro cultivo. El más indispensable accesorio de iluminación interior y que tenemos que usar obligatoriamente son los temporizadores. Los temporizadores se encargan de hacer los ciclos de luz según les marcamos nosotros, con lo que conseguimos hacer cambios de fotoperiodo cuando deseemos. Son muy precisos, harán que cada día justo a las horas que marques que se encienda y se apague lo hará por ti. Conseguiremos que nuestras plantas no se estresen al tener ciclos de luz sin fluctuaciones.

    Los Temporizadores Digitales son muy similares a los analógicos, pero se controlan mediante una pantalla digital. Se asemejan si lo colocamos para las luces, ya que soporta las mismas potencias. El caso que éstos temporizadores tienen otros muchos usos, ya que podrás hacer que funcione con hasta 8 programas. Es ideal para sistemas de riego, para el sistema de ventilación a los que apagan los extractores a ciertas horas. Es tan preciso y tiene tantas opciones, que podemos hacer que solo se encienda un minuto a la semana el día que elijamos.

    Si queremos usar uno o dos focos con mucha precisión y sin peligro a que se nos queme el temporizador, tenemos el temporizador Legrand, uno de los mejores el mercado. Sus materiales y componentes son de mucha mayor calidad. No se rompe tan fácilmente, y el fotoperiodo de nuestras plantas estará a buen recaudo. Si algo falla con la luz en nuestras plantas en interior corremos riesgo de perder la cosecha, así que vale la pena invertir en un temporizador de calidad.

    Si vas a cultivar con más de 2 focos, lo mejor es que busques entre los temporizadores de varias tomas. Hay temporizadores que soportan la intensidad desde 4 lámparas hasta 12, con el que con un solo temporizador se encenderán todas las lámparas. A parte ganaremos en seguridad, ya que tienen un térmico dentro que saltará en cuanto detecte un problema. Nos ahorraremos sustos como incendios o cortocircuitos que pueden acarrearnos muchos perjuicios. Los temporizadores de varias tomas tienen dos salidas de enchufe, para repartir la corriente en dos líneas. Si no conectamos los dos enchufes no funcionará ningún foco, no es un enchufe para un lado y otro para el otro, hay que enchufar los dos a la corriente o no va.

    Hay otros accesorios que nos ayudarán a la hora de instalar nuestra luminaria, como las poleas o los yoyós para colgar los focos. Cuando estamos cultivando tenemos que ir subiendo los focos poco a poco mientras van creciendo las plantas, y una vez acabamos el cultivo tenemos que volver a bajarlas para comenzar de nuevo. Las poleas simplifican esa faena, y con solo empujar hacia arriba o tirar de una cuerda subirán los focos, y quitando los frenos al final del cultivo los volveremos a bajar sin problema para volver a subirlos poco a poco de nuevo. Así no tendremos que usar pesadas e incómodas cadenas, ni cuerdas ni nada parecido. Dependiendo el peso que queramos colgar tendremos desde las que aguantan 5kg por polea hasta los 69kg. Cada una tiene sus características en la descripción.

    Si necesitas cable para tu reflector o para tu balastro, tienes manguera a metros de 1,5mm y de 2,5mm de sección. Con la de 1,5mm. podremos colocar el enchufe a nuestro balastro o mandar la energía del balastro al reflector sin problema, ya que es suficientemente resistente para esa intensidad de corriente. Si lo necesitamos para conducir más paso de electricidad, como para usarlo como cable principal para la luz de 6 u 8 focos, necesitamos el de 2,5mm. Así no correremos riesgos de quemar la instalación eléctrica ni sustos como cortocircuitos por derretirse los cables del calor y la intensidad de corriente.

    Encuentra casquillos sueltos donde enroscar tus lámparas, tanto las de bajo consumo como las de HPS. En los reflectores standard va un casquillo especial con un diámetro grande, que si se nos rompe podremos sustituir por éste. Donde más se usan los casquillos sueltos es con las lámparas de bajo consumo, las cuales las meten colgando boca abajo sujetadas por el casquillo entre las plantas. Con un foco principar y las de bajo consumo entre las plantas sube bastante la producción en las ramas y conseguimos más peso en la cosecha.